viernes, 9 de septiembre de 2011

ORNAMENTO Y DELITO, VASCO NUÑES DE BALBOA.








Esté, un obsequio del gobierno español en 1921, al gobierno panameño en el periodo del presidente Belisario Porras, alcanzo gran revuelo en el 2002 con la construcción de la cinta costera, el mismo sin ser considerado monumento histórico del patrimonio de Panamá, logro por su simbología y belleza que no fuera removido, todo lo contrario se hizo las remodelaciones pertinentes a los planos para rescatar dicho monumento que forma parte de nuestra idiosincrasia.


Este monumento que inmortaliza al descubridor del mar del sur europeo, sobre un mundo sostenido por cuatro hombres desnudos que representan las razas. Me hace recordar nuestra historia descubiertos y colonizados por los españoles para mi toma un plano distinto y me voy a permitir expresar mi criterio, el que el rey de España nos obsequie monumentos, para mi dice lo siguiente “los reconozco como republica, pero acuérdense quienes somos nosotros”. Dejando al descubierto mi criterio no puedo negar la belleza del mismo… es turístico y muestra de ello es como se exhibe por unas de las principales y más modernas vías de nuestro país.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada